Hay presión por parte de las autoridades de Salud para obligar a los universitarios a no dejar sus labores en el sector: Dra. Teresa García Gasca

Se realizó de forma virtual la sesión ordinaria del H. Consejo Universitario de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) en la cual, la rectora, Dra. Teresa García Gasca, informó sobre la resolución que un Juez de Distrito concedió a la UAQ para la suspensión provisional a efecto de no obligar a estudiantes del área de la salud, a presentarse o retirarse de las unidades hospitalarias en las que se encuentren por sentirse en riesgo.   

Por esa razón, la Rectora de la Máxima Casa de Estudios de la entidad manifestó el apoyo de esta Institución a todos los alumnos que están en dicha situación y afirmó de manera categórica que no están solos y harán todo lo que esté en sus manos para protegerlos. Esto, luego de que dio a conocer que a los universitarios se les ha entregado en las últimas semanas un documento en el cual, la Secretaría de Salud los obliga a presentarse en los hospitales a continuar sus labores durante la pandemia.   

“Lamentablemente algunos estudiantes han sido presionados para firmar, tendremos que ver cuál va a ser la acción, ellos al firmar se ponen en riesgo. Es una pena que las autoridades de salud utilicen estas herramientas de forma tan baja de coaccionar a los estudiantes para que continúen (…) estamos trabajando desde nuestros frentes, pero no poniendo a los estudiantes en la línea de fuego, los estudiantes no están solos”, aseguró la Dra. García Gasca.    

Sin embargo, agregó que hay preocupación con los internos de Medicina, pues a pesar de que dicha suspensión los incluye también a ellos, será hasta que se dictamine un amparo que podrán hacerlo activamente, por lo que invitaron a las autoridades de salud a tener flexibilidad para que durante esta temporada realicen otras actividades fuera de los hospitales y puedan concluir en tiempo.  

Por otro lado, indicó a los miembros del Consejo Universitario que será necesario planear una estrategia para apoyar a los estudiantes con desventaja económica y permitirles acceder al Programa de Apoyo para la Reinscripción, por lo que los planes para que los universitarios apoyen financieramente está en marcha, pues a falta de recursos propios, la merma económica es superior a los 66 millones de pesos, por lo que se vienen meses complejos en ese aspecto.   

“Todos los estudiantes que lo necesiten van a entrar a la liga y obtendrán el descuento que ellos nos digan: entre el 10 y el 90 por ciento. Pero apelo a la responsabilidad de quienes no lo necesiten, no lo usen, déjenselo a quien sí lo necesita y apoyen a su universidad con el monto de su inscripción si la pueden hacer, abriremos una cuenta de aportaciones voluntarias, donativos deducibles de impuestos, para quienes incluso puedan dar más”, indicó.  

En otros asuntos, la Rectora indicó que los lineamientos dados a conocer hace unos días para realizar algunas actividades indispensables en la labor académica, no significa que haya un regreso de trabajos el 1 de junio, por lo que reiteró que se trata de resolver el cómo concluir el semestre actual sin afectar a los estudiantes. Asimismo, comentó que será en agosto cuando se determinen las condiciones de regreso y ya se analizan distintas propuestas.