Vacuna de la UAQ contra COVID-19 en fase de preproducción

Busca UAQ recursos para seguir el desarrollo de la vacuna.

La Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) se encuentra en la fase de preproducción del desarrollo de la vacuna para combatir la COVID-19.

La rectora de la UAQ, Teresa García Gasca informó, durante la presentación virtual de desarrollos mexicanos de vacunas participantes en la convocatoria de la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI), organizada por la Secretaría de Relaciones Exteriores, los avances del proyecto universitario.

Durante la presentación del proyecto, la rectora de la UAQ agradeció a los más de 100 voluntarios que participaron en el ejercicio previo para el desarrollo de la vacuna.

García Gasca explicó que la estrategia de la casa de estudios para el desarrollo de la vacuna se basó en una plataforma de trabajo sustentada en la generación de proteínas quiméricas.

“La estrategia que proponemos es generar una vacuna recombinante quimérica para poder llevar a cabo este efecto de contrarrestar la enfermedad de COVID-19 y la idea es, básicamente, que a partir de la proteína S de la superficie del virus, nosotros diseñamos a través de fuentes informáticas, seis péptidos de diferentes dominios de la proteína que actualmente ya tenemos en el laboratorio, ya los estamos probando para el reconocimiento del virus y están ya listas las secuencias nucleotídicas en el plásmido para la generación de la proteína recombinante”, explicó.

García Gasca informó que actualmente la UAQ se encuentra en la fase de preproducción de este medicamento y, aunque faltan todavía muchos pasos y muchas pruebas, hay datos alentadores, por lo que requieren recursos para seguir con el proceso.

“Este es el paso en el que estamos nosotros actualmente, la experiencia nos ha dicho que este tipo de secuencias repetidas varias veces pueden generar alta inmunogenicidad; entonces, nosotros esperamos tener una vacuna de excelentes respuestas en el ser humano”, dijo.

La presentación de la UAQ busca la obtención de recursos para que el proyecto de investigación, y eventual desarrollo de la vacuna, alcance éxito.

García Gasca explicó que se requieren 49 millones de dólares para que el proyecto concluya con la producción de la vacuna.

Por su parte, el Canciller Marcelo Ebrard, destacó la importancia de que México logre el desarrollo de una vacuna propia y cuente con infraestructura tecnológica y científica.